A ti, depredador

Un rostro difuminado.

Marcas imperceptibles,

algunas desvanecidas

como el humo placentero de un pitillo,

otras en la profundidad del silencio

castraron al engorroso grito…

Nadie las ve.

Ella va perdiendo la vida

en este carrusel

lanzando al aire serpentinas.

Se le escapa el momento,

desde la taza,

desde la copa

hasta el paladar…

caliente, fuerte,

sin sazonar, tinto o jincho…

¿Vino? Tal vez café.

Pronto le haces parte del paisaje.

Será un sorbo más,

otra bocanada contaminante,

agua pasada que en la alcantarilla purga,

y se escurre entre los estrechos pasillos

de horas interminables,

mientras en otro paladar te anidas tú,

dejando en ella el amargo sabor de la burla.

©Marinín Torregrosa Sánchez, 11 de agosto de 2018.

depredador.jpg

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La mentira

LA MENTIRA

Lanzar mi cuerpo
como piedra al vacío
sin que la duda 
me amarre al miedo.
Arrancar
la yerba mala
que crece en la angustia,
en la ausencia silente,
sin presentes,
porque he vivido
almacenando “ayeres”.

Y en la galera
de esta confinada
un vino tinto
pinta la caída del día.
La noche
de fantoches burlones
emite gemidos
que entre el ruido
se esconde.
Los astros fulgentes
se escapan,
caen sobre plácidas aguas,
reaparecen…

¡No es cierto que la luna
sola permanece!
No es cierto que
a solas mueren
los grandes viejos amores,
me rodean los abrazos
en un festejo demoniaco.

Desisto del intento.
En la cacería de nombres sueltos
la jauría intensifica la ferocidad
y sólo se queda quien espera
la verdad detrás del antifaz.

©Marinín Torregrosa Sánchez, 20 de junio de 2018.

20180621_210932

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

4,645

¡4,645! ¡Loteria!

¡Juégalo! ¡Busca la suerte!

¡4,645! 4,645… ¿4,645?

(Suena un cuatro… ¿el himno?)

Cuatro que engorroso llanto cantas

seis gaucho en dolorosa cadencia.

Cuatro del alma gimes…

cinco, sin colores la cruda ausencia.

Cuatro mil… violines contratados pa’l drama.

Seiscientos, seis… siento pero callas.

“Cuarenta, a mitad los derechos, elimino la 80

y cinco… sin cojones me tiene del país la venta”.

Cuatro mil seiscientos cuarenta y cinco

y alcanzamos a las estrellas de un brinco.

Cuatro mil seiscientos cuarenta y cinco

Y no hay muralla pa’ estrellarse del brinco.

Cuatro mil seiscientos cuarenta y cinco

y en el mar ahogas el grito.

Cuatro mil seiscientos cuarenta y cinco

y no hay prócer que resucite del nicho.

Y si no sales de tu confort

nos lleva el diablo…

No more Puerto Ricans

ni en la luna, ¡coño!… Lord!

©Marinín Torregrosa Sánchez, 30 de mayo de 2018.

Foto en: Puerto Rico art news

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Todavía

Todavía

la canción conmueve.

Melodía,

lágrimas insomnes,

suspiros que se escapan.

Gotas de rocío

que besan hojas secas, todavía.

Laberintos sin descubrir ternura

en la piel del ocio,

sueños encampanados,

luna, nubes, estrellas en altura

brillan en perfecta armonía.

Anhelo de ser besados.

Sientes la fría cosquilla

cuando al cerrar los ojos

la pasión tiñe de fuego la anchura,

en este horizonte que todavía

arranca quejidos locos

desde mi vientre hasta la bravura.

©Marinín Torregrosa Sánchez, 17 de enero de 2018.

 Todavía

Publicado en Marinín Torregrosa Sánchez, poema, Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

Te quiero en mi rutina

mi rutina

Te quiero en mi rutina,

que seas la primera noticia

de la primera plana en mis días,

que el brillar de tus ojos

me haga pensar que el sol en ti habita,

que tu aliento sea parte del mío

sin importar el rastro

de tu vicio y el mío.

Que un suave lazo nos amarre

en cada minuto nuestro,

en las buenas y malas,

aun sin estar uno con el otro.

Que te encuentre en todo,

que impregnes la casa  con tu vida,

que tu perfume me persiga

como el detective a la pista…

Hasta el cansancio,

con pasión y valentía.

Te quiero en mi rutina

alegre, imponente, audaz

con ese abono de cariño

que a manos llenas me das.

Que el café entibie las mañanas

y con las palabras endulcen la rutina…

Que sería el mejor motivo

para despertar siempre contigo.

©Marinín Torregrosa Sánchez, 7 de mayo de 2017.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Piel de otoño

piel de otoño

Dorada como la ilusión que se fue

en tiempo del mar que viene y va.

Áspero tapiz que me cubre la vida

de hojas crujientes que impugnaré.

Beso a la tierra de siglos,

con los retoños del alma

que elevan como flores al cielo

sus perfumadas plegarias.

Otoño que tiñes mi piel

con decepción y tristeza,

devuelve al diestro pincel

los trazos de la belleza.

Y que

en una noche serena

lluvia de blancos pétalos,

plateados de luna llena

en una constelación de besos

sorprendan a mi espera…

Entonces

en la piel de otoño

ya no ardan sus huellas.

©Marinín Torregrosa Sánchez, 27 de abril de 2017.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El pecado de cada día

Eres el vino derramado
en inhóspito cuerpo de mujer,
con la culpa de cada amanecer
por parir el sustento
y asesinar el credo.

Líquido perlático
que bautiza al pecado
sobre sabanas llaneras,
sobre montes ávidos
y curvas de deseo plenas.

Lágrima que no brota,
clavo enterrado.
No renacen alas
en corazón cercenado…
latigazos camino al calvario.

Soy camino, tú el mercader,
la mano que profana mi estima.
Yo, el rosario
que cambió cuentas por espinas.
Comulgamos todos los días
sin padrenuestros ni avemarías,
con la moral del trueque:
entre el vino y el semen.
©Marinín Torregrosa Sánchez, 15 de noviembre de 2016.

El Pecado de cada día

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario