Te quiero en mi rutina

mi rutina

Te quiero en mi rutina,

que seas la primera noticia

de la primera plana en mis días,

que el brillar de tus ojos

me haga pensar que el sol en ti habita,

que tu aliento sea parte del mío

sin importar el rastro

de tu vicio y el mío.

Que un suave lazo nos amarre

en cada minuto nuestro,

en las buenas y malas,

aun sin estar uno con el otro.

Que te encuentre en todo,

que impregnes la casa  con tu vida,

que tu perfume me persiga

como el detective a la pista…

Hasta el cansancio,

con pasión y valentía.

Te quiero en mi rutina

alegre, imponente, audaz

con ese abono de cariño

que a manos llenas me das.

Que el café entibie las mañanas

y con las palabras endulcen la rutina…

Que sería el mejor motivo

para despertar siempre contigo.

©Marinín Torregrosa Sánchez, 7 de mayo de 2017.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Piel de otoño

piel de otoño

Dorada como la ilusión que se fue

en tiempo del mar que viene y va.

Áspero tapiz que me cubre la vida

de hojas crujientes que impugnaré.

Beso a la tierra de siglos,

con los retoños del alma

que elevan como flores al cielo

sus perfumadas plegarias.

Otoño que tiñes mi piel

con decepción y tristeza,

devuelve al diestro pincel

los trazos de la belleza.

Y que

en una noche serena

lluvia de blancos pétalos,

plateados de luna llena

en una constelación de besos

sorprendan a mi espera…

Entonces

en la piel de otoño

ya no ardan sus huellas.

©Marinín Torregrosa Sánchez, 27 de abril de 2017.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El pecado de cada día

Eres el vino derramado
en inhóspito cuerpo de mujer,
con la culpa de cada amanecer
por parir el sustento
y asesinar el credo.

Líquido perlático
que bautiza al pecado
sobre sabanas llaneras,
sobre montes ávidos
y curvas de deseo plenas.

Lágrima que no brota,
clavo enterrado.
No renacen alas
en corazón cercenado…
latigazos camino al calvario.

Soy camino, tú el mercader,
la mano que profana mi estima.
Yo, el rosario
que cambió cuentas por espinas.
Comulgamos todos los días
sin padrenuestros ni avemarías,
con la moral del trueque:
entre el vino y el semen.
©Marinín Torregrosa Sánchez, 15 de noviembre de 2016.

El Pecado de cada día

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El gran recuerdo

      Soñaba con una casa de sonrisa amplia, un balcón soleado y una cocina llena de aromas. Imaginaba dibujos en las paredes blancas, de paisajes coloridos y algún garabato escrito. Imaginaba risas corriendo por la sala y todas las habitaciones. Afuera uno o dos perros ladrando a los gatos encaramados al árbol. La hamaca bajo su sombra, en un intento de estirar el tiempo, para cuando fuese vieja ver aunque ya estuviesen ciegos.

      Se cuidó de invertir hasta el último centavo para que nunca le faltara  el café bien acompañado, ni salud para disfrutar de sus hijos y nietos ya realizados. Puso tanto empeño en no olvidar ningún detalle. La comida y medicina a su hora, su ropa limpia y arreglada, la casa ordenada, los niños dormidos para atenderlo a su llegada…

De pronto, una hoja le cayó del… ¿techo?  No. No hay casa, ni sol en el balcón. Observa los caminos de las hormigas que forman sus propios diseños. El silencio en el incómodo banco mece la sombra de un gran recuerdo: el hogar que soñó y las lágrimas que le costó.

©Marinín Torregrosa Sánchez,  8 de abril de 2017.

anciana-lectora

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

De sal y “azúca”

Soy de sal y de “azúca”,
de sensaciones,
de intensos amores
de sueños y lucha.

No tengo tiempo
para perder con nadie
que me ofrezca migajas,
o que me baje el cielo.
Gané y perdí al naipe.
Baile, botella y… ¡Naranjas!

Hasta la matemática
sacó la cuenta.
Tu vida problemática
sacó la lengua.

La verdad sabe nadar,
pero el peso de tu falsa
te ahoga y mueres en el mar.
Yo, soy de sal y “azúca”,
tú, la mentira absurda:
la mierda en tu basura.
©Marinín Torregrosa Sánchez, 22 de octubre de 2016.


azucar_labio

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La Rosa y Yo

Cae la tarde y no llega
a comulgar su azul intenso
con mi vida lenta
en la alegría de nuestro universo.
Le espero y no llega,
a enarbolar la copa de vino,
su mano que al aire juega,
cual estandarte por lo vivido.
Me desvisto ante su recuerdo,
que recorre los caminos
trazados por sus labios,
cincelada mi figura por sus dedos.
Se pinta la luna
en el océano negro del cielo.
Su luz descubre
la amargura de mi desvelo.
Una noche más, un día menos…
La rosa extrajo de su dolor el perfume.
Se armó de espinas, abrió sus pétalos,
burló al canalla, se liberó de miedos.
©Marinín Torregrosa Sánchez, 22 de mayo de 2016.

la-rosa-y-yo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Morir poeta

Llegó el momento de ser rosa con espinas en vez de ángel, de ser águila en lugar de serpiente. Ya hasta la expresión libre peligra, han saqueado las conciencias. Es hora de morir poeta, en vez de vivir agachados.
©Marinín Torregrosa Sánchez, 2 de octubre de 2016.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios